Llega San Valentín y nosotros somos de los que lo celebramos por todo lo alto. Los niños se quedan con los abuelos al salir del cole y hasta el día siguiente que regresen de las extraescolares contamos con un día entero para nosotros. Solo contar con un día en casa en pareja ya es un buen regalo, de hecho más de un año esa ha sido la celebración, no salir de casa.

Cada año le toca a uno organizar ese día, este año me toca a mí y quiero hacer algo diferente.  Brujuleando por la red me topé con un artículo sobre excursiones por Madrid y comenzaron a fluir mil ideas. Alquilaré unos segway,  me parece muy original y divertido y sobre todo  seguro que consigo sorprenderle.  La sorpresa principal ya la tengo, ahora viene  seleccionar el mogollón de ideas que me vienen.

Hay tours por Madrid en segway ya organizados, rutas por las zonas turísticas. Esta opción no estaría mal ya que con ella podríamos recordar la etapa universitaria donde los fines de semana hacíamos unas rutas de vinos por el Madrid antiguo de lo más divertidas. Otra opción es hacer un recorrido nuevo como Madrid río, aunque esta creo que la dejaremos para ir con los niños que tampoco lo conocen, ¡descartada!

sanvalentin-mav1

La opción que más me seduce es recorrer los parques  por dónde íbamos con la pandilla y donde empezamos a tontear, suena cursi pero fue tan bonito. La juventud de hoy tiene infinidad de opciones de ocio y sino está la casa de los papis que con tal de tenerlos controlados dejan organizar  mil saraos. La juventud de entonces vivíamos en las calles y parques, eran nuestra segunda casa. Nos buscábamos la vida sin un duro pero con muchas ganas de estar juntos en pandilla. Es de las épocas más felices de mi vida y  sé que conseguiremos revivir esa época echando la vista atrás. Decidido, ruta por parques en segway.

Prepararé ropa de abrigo ya que pasaremos tiempo al aire libre y febrero en Madrid hay que combatirlo. Una mochila con una botellita de vino y un picoteo, Si no llueve y el tiempo  nos acompaña podremos disfrutar de los atardeceres de Madrid que son impagables. Desde alguno de los parques hay unas vistas de Madrid que si no llueve aunque haga frío merece la pena disfrutar y más ese día. El frío lo combatiremos con un vinito y la ropa de abrigo que es más que suficiente.

Ya tengo todo planeado, seguro que de aquí al día 14 añado alguna cosilla. Ya os contaré