El culto al cuerpo se ha convertido en una nueva  opción turística.

Hoy en día, los balnearios están en pleno apogeo y su presencia en el turismo es cada día más evidente. Los destinos de belleza son, desde hace no mucho tiempo, una nueva alternativa en las agencias de viajes.

Antes apartados y ahora en pleno centro de las ciudades, los spa (sanus per aquam»,salud mediante el agua.) se están convirtiendo en la primera alternativa para un fin de semana de relax. A la hora de preparar una escapada para liberar tensiones, lo primero en lo que la gente piensa es en campo, montaña, mar, tranquilidad…

Sin embargo, hoy es posible alojarse en el corazón de una ciudad y contar con todas las ventajas de las afueras para darle a tu cuerpo todos los placeres que se merece.

Balnearios-relaxEstar en forma, un ritual

Lo más novedoso es la “higiene postural”, clases impartidas por profesional cualificado para adoptar posiciones adecuadas día  a día. Luego, está el centro médico donde se realizan controles dietéticos de manera personalizada según tus características, controles faciales médico o estéticos y tratamientos corporales (celulitis, infiltraciones, flacidez).

Lo mejor es el centro de hidroterapia, unas instalaciones a pedir de boca para ponerse a punto siguiendo las técnicas curativas del agua. Para empezar, nada mejor que la piscina. Unos largos te irán metiendo en la dinámica que seguirás todo el día. Sauna, baños de vapor…, ya  has eliminado toxinas ¿preparada para el recorrido?

Los placeres del agua

Nada mejor que un peeling corporal para eliminar las células muertas de la piel. La aplicación de un ungüento y un suave masaje por todo el cuerpo te dejará preparada para envolverte en baños de lodos. El resultado final: una suavidad a flor de piel que irás perdiendo con la rutina de la vida diaria, el stress y la contaminación.

El peeling es aconsejable realizarlo cada 21 días, más o menos, y los lodos en cada cambio de estación. El tratamiento más novedoso es el Hidrojet Medical. Se trata de un concepto médico-terapéutico que mezcla el masaje bajo el agua con los efectos de la terapia del calor.

El resultado se obtiene a través de un chorro de agua a presión con el que no se suda, no se necesita reposo, no se pasa calor y no tiene efectos perniciosos para el cuerpo.

El peeling facial logrará que tengas un aspecto más desahogado y saludable. El tratamiento variará según la piel de cada paciente, según lo que se aplicarán unos productos u otros.

Si buscas sensaciones, nada mejor que la ducha escocesa que consiste en un chorro de agua desde los pies al cuello con variaciones controladas de temperatura, así se activa el riego sanguíneo y favorece la circulación. El pediluvio consigue el mismo efecto, aunque la técnica es diferente ya que sólo se actúa de los pies a la rodillas mediante lluvia de agua.

Gimnasia prenatal y preparación al parto

Dentro y fuera del agua la embarazada puede obtener una serie de beneficios a través de métodos de relajación controlados. Así se consigue un embarazo más saludable y un parto más sencillo que mejorará la condición física y evitará problemas circulatorios a la futura mamá.